EL PLANETA PERDERÁ HABITANTES A PARTIR DEL 2050

42-Screen-Shot-2012-10-09-at-9.35.05-PMO lo que es lo mismo, la población mundial, que lleva experimentado una ralentización en su crecimiento desde hace décadas, llegará a su cénit hacia mediados del siglo XXI, según estimaciones de la ONU.

Alcanzamos el “Peak Population”, digamos, a partir del cual iniciamos la lenta senda del decrecimiento poblacional. Un declive terminal a través del cual la especie humana dejará de crecer por primera vez en su historia. Un dato éste nunca visto, ya que los humanos, a pesar de momentos puntuales catastróficos como guerras o epidemias, siempre ha mantenido un crecimiento constante. Más lento o más rápido, pero constante.

Rompemos así el mito neomalthusiano que aún  manteníamos en los 80 y 90 de que el crecimiento de la población planetaria era imparable y pronto no habría recursos para todos. Y todo porque el llamado Tercer Mundo (los países recién descolonizados) no paraban de crecer y crecer.

Sin embargo los países en desarrollo, este Tercer Mundo, a pesar de no mejorar su situación económica, frena su crecimiento.

La tasa de fecundidad ha pasado en el mundo de 5 hijos por mujer en 1960 a 2´47 a día de hoy. Reducción a la mitad en poco más de 50 años. A pesar de lo cual, el crecimiento continuará, más lento, por unas décadas más, debido a la estructura por edades de los países en desarrollo.

Mucha población joven en Nigeria o India, por lo que, aún hoy, mantenemos un buen ritmo de crecimiento en virtud del cual 80 millones de personas nacen cada año (hablamos del número de habitantes de Alemania).

ourworldindata_world-population-growth-1750-2100.png

Pero este crecimiento es más lento cada década que pasa, con lo cual se estima que tocaremos techo a mediados de este siglo, en donde seremos, quizá, 9.000 millones de personas, quizá algo más.

La cresta de la ola.

Y a partir de ahí decrecer.

¿Causas del decrecimiento? Creo que es difícil saberlo aún a ciencia cierta. Simplemente el Tercer Mundo ha terminado su ciclo demográfico de transición, y la natalidad se está adaptando a una mortalidad cada vez más baja.

Se habla del éxito de las políticas de control de natalidad que una ONU alarmada puso en marcha hace décadas. Del éxito también de las agresivas políticas antinatalistas del gigante Chino (que son el 17% de la población mundial). De la necesidad de la mujer de buscar trabajo fuera de casa ante los salarios cada vez más bajos.

Son muchos los factores que entran en juego.

El caso es que, si a partir del 2050 iniciamos el descenso, nuestro declive, nuestros problemas empezarán a ser otros. Y de nuevo, habrá que tomar medidas cuando veamos que los recambios generacionales cada vez son menores.

Falta mucho aún, creo yo, para una situación como la que narra P. D. James en su novela Los Hijos de los Hombres, y en la película del 2006 del mismo título, en donde se narra un caso distópico de infertilidad global, a nivel planetario. Sin embargo no está de más que reflexionemos un poco sobre estas cuestiones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s